30
Jun
2016

El calor de la luz

el calor de la luz

Cuando diseñamos un espacio, completamos la decoración de nuestra casa, o sencillamente cuando queremos realzar algo, siempre pensamos en el detalle. En como y donde colocarlo, y muchas, pero no todas, en el calor de la luz. Sensaciones de color que pueden llevarnos a conseguir una sensación u otra dependiendo de como y de que manera decidamos iluminar un espacio.

Y es que hoy… no es que me vaya a poner técnica, tampoco es eso, pero si es cierto, que un proyecto, una decoración, gana o pierde según el tipo de iluminación que incluyamos. 

Y es que a veces pensamos únicamente en las piezas que tenemos a la vista y mas funcionales. Lamparas de pie, colgantes, focos…  y no reparamos en reforzar ciertos rincones, simplemente para decorar o realzar según que piezas.

Las grandes figuras de la decoración, de las que siempre es bueno tomar nota, nos enseñan a menudo esos tips de estilo en sus proyectos, con los que podríamos crear ambientaciones, luces y sombras, o sencillamente ese toque cálido a un espacio que lo refuerza y lo realza.

Ya sea en rincones, en paredes, aportando volumen, para exterior, o con piezas que mas que iluminar, aportan sombras.

Ademas, debemos de tener en cuenta el calor de luz, importante muchas veces por su temperatura, y es que es ese toque de color amarillento (mas cálido y apagado) el que se encargara de dar calidez a los interiores y un espacio mas acogedor. O si optamos por luz fría, mas blanca y quizás un toque azul, apta para espacios de estilo mas minimalista o incluso lugares de trabajo.

Y vosotros…¿tenéis en cuenta incluir alguna luz adicional para realzar la decoración?

Bombillas filamento en la cocina

Iluminar a ras de suelo

lamparas colgantes de cocina

lamparas restaurante

volumen de luz pared

decorar terraza con luz

via

Un pensamiento en “El calor de la luz

  1. ana j. gonzalez

    Me gusta este post que me ha hecho reflexionar un pelín.
    Lo cierto es que nos limitamos a ver cuantos puntos de luz tengo y “ocuparlos” con una lampara, aplique, etc… pero tenemos que ver más allá de lo que, en principio, nos ofrece el espacio a iluminar. No tengamos miedo de innovar y dar pequeños toques de luz para realzar ese rincón especial, esa foto o cuadro evocador, ese aparador de la esquina,…
    Imaginación señores/as !!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.