05
Jul
2016

De pamelas e invitadas

De pamelas e invitadas

Cuando toca buscar el vestido de novia… uf.. eso es harina de otro costal, pero cuando toca enfundarse un look de invitada, tampoco creáis que es nada sencillo. Y es que según quien nos invite, el grado de protocolo, o sencillamente como y cuanto queramos destacar es bastante complicado (sin que se nos vaya el presupuesto) encontrar el look perfecto. Y de pamelas e invitadas me voy a poner a hablar hoy.

Y es que muchas veces, no solo es el vestido lo que cuenta, si no muchas mas los complementos con los que aderecemos el estilismo. 

Pamelas, tocados, bolsos, taconazos, o un peinado tan diferente y único que casi merece que nos vayan enfocando.

Pero hoy vamos a ver diferentes estilos y estilismos de pamelas. Porque hoy por hoy, vuelven con fuerza, para atreverse a dar el toque de elegancia y color a las bodas.

Lejos quedaron los estilos típicos para carreras de caballos, o vestirlos únicamente de día (si es que no existe protocolo). Porque ahora, las reglas están para saltárselas, y si no hay quien diga lo contrario, las tradiciones vienen y se modernizan. (bendita la hora donde quedaron atrás las peladillas).

Colores claros

Las pamelas luminosas y de colores claros son una muestra perfecta para estaciones como primavera verano. Luz para nuestra cabeza que conjunta a la perfección con los colores mas atrevidos.

Muchas veces lo bueno es destacar con algún complemento, o tip de belleza, pero sin duda, esta base de lo mas sencilla si lo que tampoco quieres es llamar demasiado la atención… apuesta por el claro.

pamela nude

En contrapunto del vestido

Y de colores seguimos hablando, y es que muchas veces lo que nos pide el look, es destacar con un color contrapuesto.

Para este tipo de estilos, generalmente el vestido es de lo mas sencillo, liso y sin florituras. Destaca el complemento y destila elegancia.

pamela color

Añadiendo flores

Lejos de los lazos, llegaron las flores junto a las coronas. Composiciones muy elegantes, llenas de color y volumen perfectas para añadir un aire fresco y un poco mas desenfadado. Porque si este detalle hace algo, es rejuvenecer y permitirnos que customicemos ahora y mas tarde nuestra pamela.

Para estas aplicaciones, una base de rafia suele ser la mas apropiada, y gracias a los progresos de la moda, ahora pueden ser al natural, o con un toque delicado de color.

pamela natura y flores

Para vestidos largos

Si, para vestidos largos, cortos o hasta para monos. Y es que como decíamos antes, las modas cambian, y las tradiciones, por suerte también. Si existe protocolo, olvídate de este detalle en una boda de tarde, pero si los novios no lo marcan, y tu quieres lucirlo… atrévete con un vestido sencillo, o un mono y plantate una pamela con la que deleitar al resto.

Para vestidos largos

Colocación frontal

Y es que en tamaño, existen grados, y las pamelas no son siempre de tipo tocado, colocadas de medio lado o poco voluminosas. Originariamente este tipo de sombreros, lo que debían cumplir era disponer de un buen ala, con el que resguardarnos del sol. Su colocación natural, o su diseño, puede ser variado, así que si eres de los que quiere cumplir con ese punto tradicional… esta sera tu apuesta.

pamela frontal

De medio lado

Pero si eres de las que prefieres disponer de una visión mas despejada, aportar un plus de altura a tu estilo, la colocación de la pamela de medio lado, es la opción mas factible.

Diseños que suelen ser mas ligeros, que se remarcan por detalles, plumas o flores y que suelen aportar un aire muy sofisticado a tu look.

pamela de medio lado

via

1 comentario en “De pamelas e invitadas

  1. três studio

    ¡Qué bonita selección Carolina! Tenemos unas ganas de boda de día para poder ir con pamela… ¡A ver si la próxima boda no es por la noche! Nos apuntamos tus ideas 🙂 ¡Besazos!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.